Los animales como perros, gatos y aves son los más afectados con el estallido de la pólvora, que les provoca pánico o estrés. Jadeo, temblores, o actitud de escape se volvieron frecuentes ante la detonación de material pirotécnico en celebraciones como la alborada, Noche de velitas, Navidad y Año Nuevo. Les explicamos qué hacer.

PUBLICADO 30 DE NOVIEMBRE 2021

Para el médico veterinario del CVZ, Dr. Sebastián Ordóñez Ramírez, tanto perros y gatos deben tener una preparación con días de antelación a la época donde se hacen más frecuentes las detonaciones con pólvora y otros artefactos explosivos.

“Recomendamos empezar a trabajar unos días antes de esos eventos empezar a sensibilizar el perro con los sonidos, es decir, reproduciendo sonidos, tratando de hacer refuerzo positivo sobre el animal, darle galletas o aplaudir cuando el perro tome posiciones acertadas frente a esos sonidos. Tratar de no mimar el perro durante esos momentos ¿por qué? Eso genera un condicionamiento emocional del perro y él va a saber que lo vamos a mimar cada vez que él se asuste y eso va a generar una codependencia hacia nosotros”, explicó el especialista en el caso de las familias que conviven con caninos.

Dentro de las recomendaciones generales, el veterinario Ordóñez Ramírez sugiere que a los animales se les acostumbre a escuchar música clásica o de relajación, buscar lugares aislados o conseguir collares de feromonas, o inclusive dejar feromonas en los lugares donde los vamos a dejar para que esté más tranquilo.

A los gatos hay que buscarles lugares completamente aislados, un baño, un cuarto, donde también podamos poner feromonas, podamos poner música y tratar de en esos momentos de más ruido, de pánico, estar tranquilos con ellos. Lo mismo con animales no convencionales como conejos que son muy sensibles al sonido y pueden perecer ante un estallido de un sonido muy fuerte”, añadió.