Luego de una semana compleja, especialmente en el Aburrá Sur, muchas de las estaciones de calidad amanecieron nivel verde. La autoridad ambiental explicó que las lluvias han ayudado a limpiar las partículas contaminantes.

PUBLICADO 30 DE MARZO 2022

La semana anterior el sur del Valle de Aburrá afrontó días complejos en materia de calidad del aire, luego de que varias estaciones que la monitorean permanecieran en naranja, tal y como estaba previsto por el Área Metropolitana desde el inicio del episodio de contaminación atmosférica.

Sin embargo, la ubicada en Itagüí registró niveles históricos de contaminación, lo que aumentó la preocupación de las autoridades ambientales. El panorama cambió desde el fin de semana producto de las fuertes lluvias nocturnas y hoy seis de las 18 estaciones poblacionales amanecieron en verde, es decir, óptimo para la salud humana.

Las estaciones restantes permanecen en niveles ICA amarillo y ninguna en naranja. “En las últimas 48 horas se presentaron lluvias prolongadas en tiempo y extensión sobre el Valle de Aburrá, situación que muy probablemente permitió una reducción de contaminante, adicional a las reducciones generadas durante el día por las dinámicas atmosféricas propias del valle”, explicó la subdirectora ambiental del Área Metropolitana, Diana Montoya Velilla.

La entidad indicó que también se evidenció una reducción en el número de puntos calientes asociados a incendios para la región norte de Colombia y Venezuela, lo que también ayudó a reducir los niveles de contaminación. El Área Metropolitana mantiene evaluación permanente a la calidad del aire en el territorio.