A las seis de la tarde del lunes 28 de febrero sonó la alarma indicando que terminaba el último día de la vieja plaza de mercado de Envigado.

POR ALEJANDRO CALLE CARDONA | PUBLICADO 1 DE MARZO

Tras décadas de madrugar y recibir a sus clientes, los más de 80 comerciantes cerraron sus locales vacíos para darle paso a las obras de la que será la renovada plaza.

Entre recuerdos, lágrimas y despedidas, muchos de ellos terminaron el último día de historias entre frutas, carne, plantas, almuerzos y cachibaches.

 

 

La tarde fue fría, casi en silencio. Los clientes llegaron afanados buscando ofertas y averiguando donde serán sus nuevos puntos de venta durante 13 meses antes de regresar.