Aunque las autoridades reportan una reducción en la mayoría de los delitos, los hurtos siguen afectando a habitantes y comerciantes. Por ello la alcaldía instaló alarmas en los diez barrios con mayor problemática, donde la comunidad activa el sistema que alerta de inmediato a la Policía.

PUBLICADO 12 ABRIL 2022

El sistema consiste en bocinas instaladas en los postes, las cuales son activadas por algunos habitantes que cuentan con la alarma de pánico en caso de algún intento de hurto o cualquier tipo de delito en el barrio.

Mauricio Palacio es un tendero del barrio La Gloria, en pleno centro de Itagüí y explica que todos ya saben cómo funciona el sistema. “Con este botón se activa la alarma comunitaria y la señal llega a la central de monitoreo para que llegue la Policía, pero sobre todo para ahuyentar a los delincuentes”, dice.

Santa María, Viviendas del Sur, La Gloria, La Aldea, La Finquita, Pilsen, Simón Bolívar, San Isidro, Santa Ana y La Independencia, son algunos de los barrios priorizados por la Alcaldía de Itagüí para contar con este sistema que busca reducir los niveles de hurtos.

“Acá no puede ser un solo policía cuidando toda la ciudad, la seguridad es un asunto de todos. Si se tiene una amenaza de un hurto la comunidad ya cuenta con esta herramienta para activar la reacción inmediata de las autoridades y combatir la delincuencia”, explicó el alcalde José Fernando Escobar.

Y es que el solo sonido de la alarma se convierte en un arma disuasiva que ya los comerciantes aseguran que tiene efectos positivos en medio de la ola de hurtos que se presentan en estos sectores, netamente comerciales.

Hasta febrero de este año, las autoridades reportaron una reducción en el robo a celulares en un 40 %, a comercio en un 76 % y a residencias en un 43 %. La alcaldía además anunció la instalación de otras 50 cámaras de seguridad, para llegar a 300 en todo el territorio.