La felicidad por tener las estaciones del Siata en nivel verde solo duró una semana. De nuevo las mediciones de la calidad del aire en el Valle de Aburrá en su mayoría están en nivel amarillo y al menos seis de ellas ya registran nivel naranja. ¿Cuál es la explicación?

PUBLICADO 18 ABRIL 2020

Según los últimos reportes de la calidad del aire para el Valle de Aburrá, esta presenta un  ICA naranja para algunas estaciones. Para el Área Metropolitana, esto sucede por varias razones, entre ellas la producción de contaminantes al interior del territorio, asociado a la reactivación de algunas actividades, por ejemplo, el transporte de carga.

Además, la entidad ambiental asegura que continúa «el ingreso de contaminación que llega de fuera del Valle de Aburrá, producto de la quema de biomasa y los incendios forestales que se han reactivado al norte del país y en Venezuela».

Este viernes, por ejemplo, el SIATA registró picos muy altos de ingreso de contaminación a las 4:00 am. También hubo picos de contaminación asociados al tráfico vehicular entre las 7:00 am y las 9:00 am.

«A esto, se suma que las condiciones meteorológicas no han sido favorables para poder dispersar los contaminantes que se generan dentro y los que ingresan al Valle de Aburrá. Ello ha desfavorecido las condiciones de la calidad del aire en el territorio», explicó el Área Metropolitana.