Tras una larga y riesgosa jornada, expertos rescataron dos panales gigantes ubicados en tumbas del Cementerio Universal. Les contamos cómo realizan este rescate, cómo definen la cantidad de abejas y qué hacen con ellas.

12 DE MAYO DE 2022

Una tumba sin ocupante fue el lugar elegido para un grupo de abejas construir su panal que fue creciendo con el tiempo al punto de convertirse en riesgo para empleados y visitantes del Cementerio Universal de Medellín.

Hasta allí llegó el equipo de Red de Rescatistas y Reubicadores del Área Metropolitana para realizar una nueva jornada de rescate de estos insectos, claves para la conservación de la naturaleza y producción de alimentos.

Vestido con su traje especial para evitar las picaduras, Héctor Iván Valencia, técnico de la entidad ambiental, lideró el procedimiento. «Los realizamos con la técnica tradicional que es cortar el panal y rescatar la abeja reina para que las demás la sigan. Encontramos dos nidificaciones que por su tamaño creemos que son por lo menos 180 mil abejas y ahora son trasladadas a los apiarios para cuidarlas y producción de miel», explicó.

Esta no es el primer rescate de abejas en cementerios en Medellín por parte del Área Metropolitana, que hizo lo posible para rescatar estos importantes  polinizadores. Adolfo Díaz, habitante del barrio Belencito Corazón en Medellín, es uno de los 14 ciudadanos que integran la Red de Reubicadores del Área Metropolitana, y que trabajan todos los días por el cuidado y conservación de las abejas y las avispas en la región. 

Desde hace tres años, su labor diaria, se ha convertido en el mejor estilo de vida, permitiéndole aprender y conocer un poco más de la importancia de las abejas y avispas para los ecosistemas. Además, asegura que, con su trabajo se siente orgulloso y para él, es muy gratificante ver cómo empezó con dos colmenas en su apiario y ahora cuenta con 17, en donde pueden habitar abejas en un espacio que les provee las condiciones físicas y alimenticias que necesitan.  ​