El tramo pendiente de 2.5 kilómetros deberá estar listo antes de los primeros 100 días de gobierno. Lo novedoso es que la compensación ambiental se hará por completo en los 4 kilómetros de vía donde habitarán 1.700 árboles nuevos.

PUBLICADO ENERO 30| 2020

Una de las vías metropolitanas más esperadas es la ampliación de la Distribuidora Sur entre la estación Itagüí del Metro y la doble calzada de La Aguacatala. La obra ya cumplió 15 meses desde que comenzó su ejecución y todavía le falta cerca de un 40%.

En diciembre pasado fue entregado un primer tramo de 1.5 kilómetros entre La Aguacatala y el centro comercial Viva Envigado. El segundo tramo de 2.5 kilómetros hasta la estación Itagüí del Metro deberá estar listo en abril, según el plazo de la nueva vigencia del contrato. La obra tardaría un 50% del tiempo estimado inicialmente.

El pasado fin de semana se realizó el último traslado de redes eléctricas y por estos días terminan el desmonte de las últimas torres, mientras que las demás cuadrillas aceleran para terminar con las demás obras.

Precisamente, algunos de los retrasos más significativos de esta importante obra de movilidad se deben al manejo de redes eléctricas en el que fue necesario trasladar torres de energía vitales para la conexión eléctrica de varias zonas de Antioquia, así como la calidad del suelo en varios sectores, que resultó ser muy diferente a los hallazgos arrojados en los estudios preliminares, “en varias zonas, como por ejemplo el puente de La Mina, encontramos que el suelo no era bueno pero las pruebas del estudio que se hacen con perforaciones cada ciertos metros, no lo detectaron. Tuvimos que cavar mucho más y luego hacer muchos rellenos. En muchos tramos nos encontramos con un suelo antrópico, es decir, que fue alterado por la mano del hombre durante muchos años y solo ese tratamiento del suelo implica mucho más tiempo y recursos”, indicó el subdirector de Proyectos del Área Metropolitana, Luis Pérez Carrillo.

1700 árboles nuevos

Mientras tanto, el aprovechamiento forestal ya llegó a un 100% y la compensación ambiental avanza en un 45% aproximadamente. Para el desarrollo de la obra fue necesaria la tala de 577 árboles, es decir un 77% del total autorizados, de los cuales más de 430 eran de menos de 10 metros de altura. Además, se trasplantaron 430 a otras zonas del proyecto.

De acuerdo con el permiso otorgado por el Anla, la compensación ambiental estimada para esta obra ronda los 1.700 árboles, los cuales podrán ser sembrados en el corredor de la vía, una situación atípica en las obras metropolitanas que están en curso. A la fecha se han sembrado más de 774 árboles como parte de esta compensación.

La nueva vía Distribuidora tendrá capacidad para 81mil vehículos. En la construcción se invirtieron 55mil millones de pesos.