deslizamiento_vía_vereda_sinifaná_caldas

Los habitantes de la vereda Sinifaná de Caldas piden una solución definitiva ante las constantes avenidas torrenciales que obstruyen la vía hacia su vereda en épocas de lluvia.

PUBLICADO 16 DE JUNIO 2021

A las complejas condiciones topográficas de las montañas antioqueñas, se le suma la temporada de lluvias que llega causando estragos en varias vías del departamento. Los habitantes de la vereda Sinifaná, la cual queda a casi 14 kms del parque principal del municipio de Caldas, se deben enfrentar en cada temporada invernal a la obstrucción de la única vía que conduce a este territorio.

Gabriel Jaime Fernández, un porcicultor de la vereda, es uno de los perjudicados ante los constantes movimientos en masa que dejan la vía sin paso, afectando así el flujo de su trabajo para desplazar los concentrados y darle salida a los animales. De igual forma, cuenta que en Sinifaná hay alrededor de tres porcícolas y varios criaderos de gallinas para la comercialización de huevos; trabajos que, al igual que el suyo, se ven afectados constantemente por la necesidad de los trabajadores de salir y entrar por dicha carretera.

“Por el tema de la temporada invernal, empezaron los aguaceros y en uno de ellos hubo un desprendimiento de material desde la ladera de una de las montañas. El agua hizo que un trincho que se había hecho en la temporada invernal de hace dos años, se viniera abajo, entonces eso nos dejó sin paso”, afirmó Gabriel Jaime Fernández, habitante de la vereda Sinifaná.

Tras el último evento del 16 de mayo, que dejó incomunicada la vía por una avenida torrencial sobre la quebrada La Rafaela, la comunidad ha logrado juntar esfuerzos para ir despejando la carretera constantemente y permitir el paso de motos y vehículos, pero les preocupa que próximas avalanchas de tierra y de material rocoso puedan poner en peligro a quienes transitan por el lugar.

“La administración municipal ha logrado crear acciones para reconformar la banca que se perdió inicialmente y habilitar paso en trabajo conjunto con la comunidad. Nosotros logramos gestionar con la Gobernación de Antioquia una maquinaria que estuvo ahí desde el 20 de mayo tratando de estabilizar los taludes aledaños al punto donde se vino la banca, conseguimos un material para reconformar ese terreno y en este momento ya estamos haciendo gestiones para hacer un manejo de aguas y tratar de mitigar el problema”, indicó Juan Esteban Zapata, Secretario de Infraestructura de Caldas.

deslizamiento_vía_vereda_sinifaná_caldas

La comunidad pide una solución definitiva

Aunque se han dado acercamientos entre la comunidad de la vereda y la administración municipal de Caldas para mitigar los efectos de las lluvias en la vía y estabilizar el terreno, la comunidad pide una solución definitiva que resuelva el problema de fondo.

“La alcaldía logró conseguir una máquina a través de la Gobernación de Antioquia que ayudó en parte del proceso, pero lastimosamente cada semana llega otra avalancha de tierra y material rocoso, tapa todo otra vez y nos daña todo el trabajo. Nosotros vemos que lo que estamos haciendo son pañitos de agua tibia, por eso pedimos mirar la posibilidad de montar un puente que nos de una garantía en temas de transporte, para que en próximas temporadas invernales no vayamos a tener ninguna complicación” afirmó Gabriel Jaime Fernández.

Por su parte, la administración municipal respalda el hecho de que se requiere una obra de infraestructura de gran magnitud para solucionar definitivamente la problemática, pero explica la necesidad de una ayuda financiera para dar inicio al proceso.

“Básicamente lo que se propone es hacer un puente, pero esa es una obra que en este momento desborda la capacidad financiera del municipio, es por eso que nosotros ya estamos teniendo acercamientos con órganos nacionales y departamentales, específicamente con la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo y con el DAGRAN, para ver si ellos nos pueden apoyar técnica y financieramente” concluyó Juan Esteban Zapata, Secretario de Infraestructura de Caldas.

Por ahora, con el acompañamiento de la administración municipal, la comunidad continúa organizando jornadas conjuntas para abrir paso por la vía y dar paso a los vehículos, mientras se sigue a la espera de una solución duradera futura para el beneficio de los habitantes de la vereda.