Más de mil venteros estacionarios y ambulantes de Itagüí recibieron un chaleco y carné con código QR que los identifica como autorizados para trabajar en el espacio público. Con esto, la alcaldía busca garantizar el derecho al trabajo y evitar la ocupación desmedida de parques y zonas comunes.

PUBLICADO 14 DE MARZO 2022

Don Pedro recorre todos los días las calles del centro de Itagüí vendiendo medias, labor que realiza desde hace varios años para obtener ingresos económicos para su hogar a pesar de su edad.

Junto a él, más de mil vendedores estacionarios y los que recorren las calles del municipio recibieron un chaleco que los identifica y un carné con código QR, que lo acredita como vendedor autorizado por la alcaldía para ejercer su trabajo en el espacio público. «Muy bueno porque hace rato estábamos pidiendo más organización», dijo en medio de un día soleado cuando recibió su dotación por parte del alcalde.

El proceso de carnetización se da luego de un proceso de caracterización de la Secretaría de Gobierno, donde cumplieron con los requisitos básicos como vivir en el municipio, estar dentro de uno de los grupos vulnerables según la clasificación Sisbén, aparecer en el censo oficial de venteros y estar inscrito en el Sistema de Información y Gestión del Espacio Público.

“Estamos dignificando la labor de unos itagüiseños que llevan años con este medio como sustento, porque el espacio público es de todos y para todos, y de esta forma estamos organizando la ciudad y garantizando el disfrute de este en condiciones de equidad y respeto por los derechos”, aseguró el alcalde de Itagüí, José Fernando Escobar.

El carné con código QR incorpora los datos completos del permiso de ocupación, que permitirá a las autoridades tener control del espacio público en zonas neurálgicas, evitar la ocupación desmedida de parques y andenes, y garantizar el derecho al trabajo de esta población.