Tras conversaciones y reuniones entre transportadores de tres rutas del municipio adscritas a la empresa Santra, la Secretaría de Movilidad de Envigado y el Área Metropolitana, se logró un acuerdo para restablecer el servicio de transporte público que afectó a miles de personas este lunes y martes. El cese de actividades se dio en protesta por los conductores en medio de la orden de desalojo de un parqueadero que funcionaba sin licencia.

La primera conclusión de la mesa de conversación fue reanudar inicialmente en un 60% la prestación del servicio de dichas rutas, desde las 3:00 p.m. de hoy martes, para no afectar más a los usuarios que tuvieron que caminar más de la cuenta para tomar otra ruta o usar el servicio de taxi.

Se espera que paulatinamente la totalidad de los 120 buses que pararon, presten de nuevo el servicio. “Damos un parte de tranquilidad a los usuarios, ya están dispuestas las rutas para que sean utilizadas como diariamente lo hacen”, dijo el secretario (E) de Movilidad, Rodrigo Montoya Castrillón.

El funcionario también explicó que acompañarán a la empresa Santra para encontrar una solución definitiva al tema del parqueadero “y continuar en la consecución de un lote que funja como terminal y cumpla con las necesidades de la empresa y con las normas que el POT exige para este tipo de locales”.

El cese de actividades se originó luego de un proceso a un particular que no contaba con las licencias para el funcionamiento de un parqueadero para vehículos de más de 3,5 toneladas. Pese al acuerdo, la Alcaldía de Envigado advirtió que el proceso del lote continuará.

“El parqueo de vehículos de empresas transportadoras no es obligación del Municipio, de hecho las demás empresas (como Sotrames y Cootrasenvi) tienen sus propios patios, es obligación del privado tener su acondicionamiento y sus patios para albergar los vehículos. Por lo tanto, no están prestando el servicio por voluntad de ellos, no por condiciones que la Administración no les haya cumplido”, dijo la alcaldesa Sara Cuervo.