Tras un operativo de Corantioquia, Alcaldía de Itagüí y el Ejército, la corporación ambiental suspendió toda actividad en una de las ladrilleras ubicada en zona rural de Itagüí. Autoridades aseguran que continuarán los controles.

PUBLICADO 8 DE MARZO 2020

La alerta ambiental por los altos niveles de contaminación aumentó el debate sobre la emisión de gases de las fuentes móviles y fijas en el Valle de Aburrá. Según las cifras presentadas, el 80% de las partículas contaminantes son emitidas por los automóviles y el 20% restante, por la industria.

Durante la rueda de prensa donde se dio a conocer la ampliación del Estado de Alerta ambiental y la extensión del pico y placa, el director del Área Metropolitana, le pidió a Corantioquia aumentar los controles en las zonas rurales a las empresas, especialmente a las ladrilleras.

Minutos después, Corantioquia publicó en sus redes sociales un operativo realizado a la industria ladrillera en Itagüí, en el que participaron la secretaría de Medio Ambiente local y el Ejército Nacional. Tras la visita a algunas empresas, la corporación ambiental aseguró que realizan acompañamiento a tres empresas y a una le fueron suspendidas, de manera preventiva, todas sus actividades de producción.

Las denuncias de colectivos ambientales no paran a través de redes sociales, en las que a través de videos registran la actividad de algunas ladrilleras durante todo el año, pero especialmente en los periodos críticos por contaminación.