Ahora además de realizar pruebas de coronavirus, la sede de la Clínica CES de Sabaneta tendrá su propio laboratorio para analizarlas, gracias a la alianza con otras universidades y la administración municipal.

ABRIL 10| 2020

Sabaneta tendrá su propio laboratorio habilitado para el análisis de pruebas de detección del Covid19, para agilizar la entrega de resultados y tomar decisiones oportunas.

El nuevo laboratorio será posible gracias a la alianza que la universidad CES, la institución universitaria Politécnico Jaime Isaza Cadavid y la administración municipal realizaron con el Instituto colombiano de Medicina Tropical del CES para que este fuera autorizado por el Laboratorio Departamental de Salud Pública de Antioquia y pueda adelantar pruebas moleculares para el diagnóstico de COVID-19 en su laboratorio.

En el CES ya se estaban tomando previamente las muestras para la prueba de coronavirus, pero no podían ser procesadas ni analizadas. Ahora, el laboratorio tendrá capacidad para analizar 200 pruebas diarias en una infraestructura con un alto nivel de bioseguridad.

El mandatario local, Santiago Montoya, aseguró que el servicio también estará a disposición de los demás municipios del Sur del Valle de Aburrá para que, en la medida en que obtengan resultados, puedan tomar decisiones conjuntas para la contención y mitigación del virus.

La universidad CES explicó el paso a paso del diagnóstico así:

  • Paso 1: desembalaje de la muestra. Este procedimiento consiste en abrir de manera segura los contenedores en los que es transportada y verificar que hubiese llegado en condiciones de calidad óptima para proceder al análisis. Allí se divide la muestra en dos fracciones, una para el diagnóstico y otra para la contramuestra que debe remitirse al INS, donde la deben almacenar por cinco años.
  • Paso 2: La muestra se somete a tratamiento químico. Este paso busca neutralizar los virus o cualquier otro agente infeccioso que traiga la muestra. Luego se rompen los tejidos con tratamientos químicos y físicos y cuando hay seguridad de tener el RNA en la condición más pura posible, se transfiere a un tubo para almacenarla o llevarla al siguiente paso del proceso de diagnóstico.
  • Paso 3: Preparación de una solución buffer. Esta solución contiene la enzima responsable de tomar el RNA presente en la muestra y hacer la transcripción reversa (RT) para convertirlo en una copia de DNA.
  • Paso 4: Reacción en cadena de la polimerasa. La copia de DNA es usada por la DNA polimerasa como plantilla para obtener millones de copias de una región del genoma del virus. Es un proceso altamente específico que usa unos fragmentos de DNA que reconocen una región del genoma viral. El proceso se hace unas 30 veces para medir el aumento de la fluorescencia que se genera en cada ciclo de la reacción, si está el virus, esta aumenta, y en caso de no estarlo no se observa cambio en la fluorescencia. Todo se comparará con muestras conocidas con resultado positivo y negativo, para evitar falsos positivos o negativos por el inadecuado manejo de la prueba.
  • Paso 5: Diligenciamiento de resultado. Se diligencian los resultados en una base datos del INS y se envía un reporte individual para el paciente.

📷: cortesía CES.