La administración saliente podría tomar esta decisión unilateral luego de que se venciera desde el 27 de noviembre pasado el tiempo que tenía el Concejo Municipal para dar el visto bueno. La Cámara de Comercio de Aburrá Sur, la Andi y concejales solicitaron dejar la decisión al nuevo alcalde. La Alcaldía se pronunciará el viernes.

DICIEMBRE 17| 2019

Varios ciudadanos envigadeños manifestaron su inquietud sobre la posibilidad de que la actual Alcaldía sancione por decreto la modificación del Plan de Ordenamiento Territorial que regiría durante los próximos años.

Entidades como la Andi Seccional Antioquia, la Cámara de Comercio Aburrá Sur y Proantioquia también enviaron una comunicación directa al alcalde encargado y antiguo director de Planeación Municipal, Esteban Salazar, en la que manifiestan su preocupación de que “esta iniciativa sea resuelta finalmente mediante decreto expedido por la alcaldía encargada”.

El proyecto de modificación excepcional de la norma urbanística del Acuerdo 10 de 2011 (POT) fue radicado ante el Concejo Municipal desde el 29 de agosto. El plazo límite para que la Corporación diera el visto bueno era el 27 de noviembre, pero solo hasta finales de octubre comenzó el análisis del documento.

El concejal Jorge Correa, quien integró la comisión de estudio para la modificación pasada del POT, reconoció el trabajo dedicado de la actual Alcaldía, pues “desarrolló varios estudios importantes que sustentan algunas de las modificaciones que se plantean en el documento”, sin embargo, también manifestó que aunque la administración saliente es autónoma y está legalmente facultada para expedir el decreto de la modificación, no dejaría un buen mensaje al hacerlo, “creo que es importante dejar la posibilidad abierta para que la nueva administración y el nuevo concejo estudien el documento, porque no es un tema sencillo”, agregó.

A la preocupación por la posibilidad que tiene la Alcaldía de decretar esta modificación, también se sumó el reclamo del GEPP, grupo de estudio del POT, al Concejo municipal, “nos preocupa la participación ciudadana, porque el acceso a la información no fue oportuno y las socializaciones fueron tardías, pero también es un acto irresponsable que el Concejo citara a comisiones el 30 de octubre cuando se les entregó el documento desde el 29 de agosto, es inaceptable que dejaran vencer los términos”, aseguró Hilda Castaño, líder de la organización socioambiental EcoHumedales e integrante del GEPP.

La modificación a la norma del POT de Envigado fue uno de los temas bandera de la actual administración. El Departamento de Planeación trabajó en la construcción del documento durante 3 años, luego de que se hicieran más de 30 estudios técnicos entre el 2011 y el 2016.

El alcalde encargado, Esteban Salazar, aseguró a Ciudad Sur cuando aún quedaban 18 días calendario de trámite en el Concejo municipal, que este proceso “fue un trabajo articulado con la academia, los empresarios, la comunidad y todas las instancias de participación ciudadana. Este POT va a marcar un hito en el ordenamiento territorial del Valle de Aburrá porque va a garantizar la sostenibilidad económica, ambiental, social y urbanística del territorio en los próximos años y esperamos que sea adoptado desde diciembre”.

La modificación del POT propone cambios importantes como aumentar en un 15% los suelos de protección o conservación ambiental para llegar al 60%; cambiar las densidades poblacionales al bajar el límite de alturas en las laderas y aumentarlos en el corredor del Río Medellín, la avenida El Poblado y zonas céntricas; cambiar el uso de suelos en el corredor del Río al bajar el uso de vivienda del 100% al 60%; así como cambios en la dinámica económica al incentivar actividades promisorias como ciencia, tecnología e innovación, industria creativa y economía naranja con las que esperan equilibrar la balanza entre la población laboralmente activa y la población inactiva que requiere servicios de asistencia social.

Algunas de las objeciones que más han manifestado los envigadeños en sus redes sociales son: la posibilidad de construir edificaciones de hasta 30 pisos de altura en el centro y algunos barrios como el Portal, San Marcos, La Paz y Las Casitas; además de la incorporación del 83% de las hectáreas del Cerro Tutelar de Envigado como suelo de uso urbano, que en el documento de modificación se contempla como un área de protección ambiental que serviría como lugar de esparcimiento y recreación para los ciudadanos, aun cuando no cuenta con mobiliario público ni vías de acceso.

“Un documento que propone 274 artículos nuevos y más de 50 modificados no es una revisión excepcional, este es un proyecto de acuerdo muy importante y firmarlo por decreto sería una burla al pueblo envigadeño”, enfatizó la líder Hilda Castaño.

La Administración, por su parte, no se ha pronunciado oficialmente, pero el viernes dará a conocer su posición al respecto.

POT de Envigado evitará que población se duplique en 20 años