Una vez más se repite la historia que ya parece una novela. Una historia que afecta la movilidad y la economía de los envigadeños, especialmente de quienes laboran, habitan o transitan por el corredor de la carrera 43A entre la iglesia de San Marcos y el parque principal.

Nuevamente las obras de uno de los subtramos en el que fue dividido el tramo 2A de Metroplús fueron suspendidas por falta de recursos y desde esta semana los obreros brillan por su ausencia, lo que podría afectar el plazo de agosto para entregar por fin este proyecto que se convirtió en un dolor de cabeza.

«Metroplús le pidió a la Alcaldía de Envigado 1.800 millones de pesos por concepto de obras complementarias en este corredor como luminarias y urbanismos, pero no se ha logrado a un acuerdo. Aunque ya hay dos subtramos listos y otros dos por terminar, en el sector del Éxito la obra está parada y falta mucho», le dijo a CIUDAD SUR el concejal Jorge Correa.

Se espera que esta tarde, tras una reunión entre la alcaldía y la empresa de transporte, se llegue a un acuerdo que permita reactivar los trabajos este jueves.