Con el denominado plan tortuga, conductores de la empresa de transporte Trans Brasil protestaron por las calles de Itagüí para exigir soluciones al considerar que las nuevas rutas creadas afecta sus ingresos. Alcaldía responde que busca mejorar la movilidad y el servicio a la comunidad.

PUBLICADO 2 DE JUNIO DE 2021

Desde el barrio San Gabriel, en límites con San Antonio de Prado, partió la caravana de buses verdes de la empresa Trans Brasil que recorrió las principales vías de Itagüí hasta llegar hasta la estación Ayurá del metro.

Aunque no hubo bloqueos, la movilización generó afectaciones y dificultades en la movilidad durante la mañana en todo el municipio. Aseguran que buscan una solución por parte de la Alcaldía al considerar que los pusieron a competir con otras empresas por las mismas rutas.

«Las autoridades de movilidad, en este caso la Alcaldía de Itagüí y el Área Metropolitana, autorizaron unas nuevas rutas que van paralelas a las que tenemos actualmente, lo que afecta nuestros ingresos que ya se han visto reducidos en más de un 50%», advirtió Juan David Lopera, gerente de la empresa Trans Brasil.

La situación se daba por la redistribución de rutas alimentadoras que comenzaron a regir desde este mes, según la Alcaldía de Itagüí, para ofrecer más opciones a los usuarios para llegar al sistema masivo Metro.

«Con un estudio identificamos que había una necesidad de la comunidad en varios sectores del municipio. Con las nuevas rutas buscamos mejorar el servicio y la calidad de vida de nuestros habitantes», explicó Emma Carmela Salazar, secretaria de Movilidad de Itagüí.

Tras la protesta, hoy miércoles se llevará a cabo una reunión entre voceros de la empresa de transporte y las autoridades de movilidad.