El Hospital San Rafael de Itagüí sale de la crisis

A pesar de las deudas al personal médico, la gerencia del Hospital San Rafael logró mejorar la dotación de equipos médicos, intervenir la infraestructura, unidades y laboratorios, ampliar el portafolio de clientes y adquirir una nueva ambulancia. Esto permitió salvarle la vida a este tradicional centro de salud de Itagüí.

En 2013 cuando Henrí Philippe Capmartin asuió la gerencia, el Hospital adeudaba 12 mil millones de pesos y tenía pérdidas anuales por 4.800 millones de pesos, sus servicios eran limitados y contaba solo con tres médicos internistas, además del deterioro de las instalaciones y la inseguridad que generaba robos dentro del hospital casi a diario.

Para salvar a este enfermo terminal, el Gerente se enfocó en tres objetivos: la dotación, la tecnología y los procesos. A través de alianzas comerciales logró equipar el Hospital con camas eléctricas, una unidad renal y un laboratorio clínico; implementó conectividad digital entre las dos sedes y amplió el portafolio de clientes con la presencia de la Nueva EPS, Grupo SaludCoop, Savia Salud y Salud Total, entre otros, además, gestionó la obtención de una segunda ambulancia por intermedio de la Dirección Seccional de Salud.

Para el cierre del 2015, el Hospital San Rafael generó utilidades por 3.925 millones de pesos y en la actualidad factura cerca de 4 mil millones de pesos cada mes. “Volver a recuperar la imagen del Hospital no ha sido fácil, pero hoy en día podemos decir que este centro de salud es reconocido como un referente en medicina interna y ortopedia, gracias a todas las subespecialidades que tenemos”, argumenta Capmartin.

El próximo 31 de marzo, cierra el ciclo de la actual administración, que deja como reto para la nueva gerencia desarrollar proyectos que ya han sido aprobados por la Secretaría de Salud, como la creación de la Unidad de Cuidados Especiales, la apertura del servicio de neurocirugía y la construcción de un nuevo quirófano.

Por: Alejandro Zapata

@prensaciudadsur