Vía distribuidora será un corredor verde

El tramo de 6,4 kilómetros entre Envigado y Sabaneta será adjudicado finalizando este año y se espera que sea entregado en el segundo semestre de 2019. El corredor tendrá como novedad un separador para cicloruta, un corredor arbóreo y ruta para caminantes.

En toda una tortura se convirtió movilizarse por la autopista sur entre La Variante y La Ayurá. Sin importar si es hora pico o no, la alta afluencia de vehículos particulares provenientes de La Estrella, Itagüí, Envigado, Caldas y Sabaneta, así como el transporte de carga del suroccidente del país, hacen de esta vía una de las más congestionadas de la región y que, cualquier incidente de tránsito, provoque el colapso vehicular.

Por ello el anunció de la adjudicación del tramo de la vía distribuidora entre Zúñiga en Emvigado y la calle 77 sur en Sabaneta fue bien recibido entre autoridades y conductores. Integral Diseños Interventoría S.A.S ganó el concurso de méritos entre once firmas participantes para los estudios y diseños de la continuación de esta vía.

La firma contratista presentó una propuesta por 1.538 millones de pesos y tendrá un plazo de siete meses para entregar los diseños y estudios definidos en el concurso. La obra, que tiene un presupuesto inicial de unos 60 mil millones de pesos, mejorará la movilidad vehicular y el medio ambiente.

“Esta obra permitirá mejorar los tiempos de movilidad que ya son bastante complejos en este tramo, pero también disminuir los niveles de contaminación porque en los trancones, los vehículos frenan y arrancan con mayor frecuencia y eso provoca mayor emisión de gases”, indicó el alcalde de Envigado, Raúl Cardona.

Pero los diseños también buscarán promover la movilidad alternativa. Según Luis Pérez, subdirector de Proyectos del Área Metropolitana, la nueva calzada contará con tres carriles de 3,5 metros cada uno y un separador entre la vía distribuidora y la avenida Regional de siete metros para las torres de energía y árboles.

En el costado oriental, se tendrán 6,4 kilómetros de una cicloruta de 2,5 metros de ancho, una ruta para caminante de 3,5 metros y un sendero verde de un metro. “En total serán ocho metros para que la comunidad del sur se movilice más amigablemente con el medio ambiente”, explicó Pérez.

El funcionario aseguró que con la Universidad de Antioquia ya se adelanta la gestión predial, se estima que por lo menos 150 predios tengan injerencia en el proyecto, de los cuales en el tramo de Envigado algunos pertenecen al Municipio de Medellín, y que serán cedidos al Área Metropolitana. Por su parte, en Sabaneta ya adelantan la socialización con las empresas allí ubicadas para no generar retrasos que afecten la construcción de la vía.

El Área Metropolitana también ya tramita las licencias ambientales para el manejo arbóreo, pero se cree que esto no sea un obstáculo debido a que el diseño busca formar un corredor ambiental junto al río Medellín y que se convierta en hábitat para fauna silvestre y mejorar la calidad del aire en el Valle de Aburrá.