Con la indemnización, 99 víctimas del conflicto en el sur del Valle de Aburrá recuperan sus sueños

Las familias víctimas del conflicto armado de Itagüí, Envigado y La Estrella recibieron la indemnización administrativa a la que tienen derecho por cerca de 893 millones de pesos. Las familias beneficiadas, había sido víctimas de homicidio, desaparición forzada y desplazamiento forzado.

 “Hace 16 años mi hijo fue desaparecido y aun no sé qué pasó con él, los paramilitares se lo llevaron junto a tres personas más”, así cuenta Maria Teresa Arroyave, quien es una de las madres que hoy sufren en Colombia por no saber dónde están sus hijos. “Yo quiero verdad y ese día me sentiré totalmente reparada”, afirma.

Luego del acto realizado en el auditorio Diego Echavarría Misas, las familias beneficiarias realizaron un taller de orientación para que inviertan el dinero en  proyectos productivos, educación, mejoramientos de vivienda o adquisición de una. “De esta forma se busca así apoyar a estas personas a emprender proyectos transformadores para sus vidas”, explicó Jorge Mario Alzate, director de la Unidad para la Reparación a Víctimas en Antioquia.

El funcionario agregó que esta reparación económica se complementa con medidas de rehabilitación, recuperación emocional, garantías de no repetición de hechos victimizantes y restitución de tierras para que puedan reconstruir o emprender sus proyectos de vida que se afectaron por el conflicto.

Por su parte el alcalde de Itagüí, León Mario Bedoya, aseguró que dentro del Plan de Desarrollo está incluida la construcción de obras de infraestructura con la que se mejoren las condiciones de habitabilidad digna, de salud, de complemento alimenticio y de educación para las familias víctimas que actualmente residen Itagüí. “Tenemos un compromiso con las víctimas del municipio a través de la inversión social con vivienda digna para todos”, indicó.

Durante los cinco años de implementación de la Ley de Víctimas (2011-2016), la Unidad para las Víctimas ha entregado la indemnización económica a más de 630 mil víctimas del conflicto en Colombia, de las cuales 192.000 son antioqueñas.