En medio de las campañas políticas a la presidencia, la coalición Colombia recorrió las calles del sur del Valle de Aburrá, entre ellas la de los municipios de Sabaneta e Itagüí.

Pero lo que más llamó la atención y generó una enorme polémica se dio en este último. El candidato Sergio Fajardo y sus compañeros Claudia López y Jorge Robledo no obtuvieron autorización por parte de la alcaldía para hacer su evento en uno de los parques y les tocó montarse a tres pupitres y dirigirse con megáfono en mano y en una acera, a sus seguidores.

“Esto no refleja lo que es Itagüí y este tipo de situaciones y decisiones son las que nos tienen mamados, por eso también en este municipio vamos a derrotarlos en las próximas elecciones locales”, dijo molesto Fajardo.

Por su parte el senador Robledo, calificó al alcalde León Mario Bedoya como un “León malo”. “He participado en centenares de actos políticos y esta es la primera vez que nos impiden estar en una plaza pública. Es inaudito”, aseguró.

La prohibición se dio a través del decreto emitido en noviembre del año anterior basado en la ley 995 de 2005 de garantías. “Hicimos una inversión muy grande para recuperar los parques y no queremos que los dañen en este tipo de actos como siempre ocurre. Además, pidieron permiso tres días antes pero eso sí no lo cuentan”, se defendió Bedoya.

Al ser consultado por el evento que adelantó el expresidente Álvaro Uribe en diciembre donde fue cerrada una de las vías del parque principal, el alcalde de Itagüí le dijo a CIUDAD SUR que “ese evento fue hecho a la hijueputa, llegaron y los escoltas del expresidente cerraron la calle sin permiso”.

Las críticas no se han hecho esperar desde diferentes sectores, pero Bedoya asegura que tiene las facultades para hacerlo y advirtió que lo mismo sucederá en las próximas elecciones locales, por lo que recomendó a los candidatos reservar  y alquilar lugares privados.