Envigado no es oficina

La llamada Oficina de Envigado, como fue catalogada por las autoridades, apareció luego del denominado Cartel de Medellín. Ambos remoquetes marcaron, como si se tratara de una condena perpetua, a las dos ciudades antioqueñas como epicentro de narcotráfico y criminalidad. Sin embargo, sus habitantes en su inmensa mayoría, demuestran que nada tienen qué ver con delincuentes como Pablo Escobar, alias don Berna y demás integrantes de alguna estructura criminal.

En los años 1980 Envigado empezó a ser reconocido  como el lugar donde Pablo Escobar tenía su oficina de cobro. Pese a esto, por las calles, parques y cafeterías de Envigado, es evidente la desidia y cansancio de sus habitantes causado por los constantes pronunciamientos de funcionarios del Gobierno Nacional, Fiscalía y Policía en que relacionan a su municipio con la temida organización delincuencial “la oficina".

“Nos tienen tildados de que tenemos a los mafiosos o malosos de Antioquia aquí metidos, caminando por las calles, o peor aún, que todos apoyamos ese tipo de fechorías y están equivocados. Aquí somos gente buena y merecemos respeto”, enfatizó Paola Saldarriaga, habitante de Envigado.

“Nosotros los envigadeños, los raizales nos sentimos muy mal debido a que este municipio es un municipio pujante, líder y que se ha dedicado en todos los ámbitos a nivel nacional”, dijo Héctor Hurtado, quien se declara envigadeño de pura cepa.

Por eso, desde el Concejo Municipal buscan recoger 10 mil firmas e interponer una acción popular para exigir que el nombre de la en otrora oficina de cobro de Pablo Escobar sea cambiado.

“El derecho de petición va a ser enviado al Presidente Santos, a la rama judicial, a los diferentes órganos del poder que utilizan el nombre de Envigado para hablar de una estructura que inclusivo algunos de ellos dicen ya no existe esa figura. Nos sentimos maltratados y queremos que seamos reconocidos por todas las cosas bonitas que tenemos porque esas sí existen”, explicó Jorge Correa; Presidente del Concejo de Envigado.

Por su parte, el alcalde Raúl Cardona también apoya la iniciativa, le pidió a los medios de comunicación no utilizar el nombre de Envigado cuando se refiera a esta estructura criminal y aclaró que su municipio es ejemplo en el país. “Somos referentes en Colombia pero por cosas buenas, tenemos la mejor calidad de vida, nuestros habitantes tienen sus necesidades básicas satisfechas, nuestra gente es trabajadora y servicial. Esa es nuestra verdadera cara”, resaltó.

El presidente del Concejo explicó que la iniciativa busca se cambie el nombre de esa organización criminal, tal como sucedió con el Clan Úsuga, ahora llamado Clan del Golfo.