Caldas ya definió lote para su nuevo hospital

El Hospital San Vicente de Paúl de Caldas fue fundado en 1.943 gracias a la Sociedad San Vicente de Paúl. Ya han pasado más de 70 años y la construcción, además de antigua, ya no tiene la capacidad de atención necesaria para atender la población del municipio ni la de sus vecinos. Por eso la Gobernación de Antioquia y la Alcaldía de Caldas construir un nuevo hospital y entregarlo a la comunidad en 2019.

 

El antiguo hospital fue diseñado para atender una población de 30.000 pero actualmente en el municipio habitan cerca de cien mil, sin sumar los pacientes que llegan del Suroeste como Amagá, La Pintada, Fredonia y Angelópolis. Es decir, el San Vicente de Caldas atiende las necesidades de segundo nivel en salud de 24 municipios.

Hoy el Hospital padece de varias enfermedades, además de la estructura física, el alcalde Carlos Durán explicó que actualmente se afronta una grave crisis económica, mientras que sus habitantes se quejan de la mala atención. “Necesitamos médicos que tengan calidad humana, que nos atiendan como si fuéramos sus familiares. Es lamentable lo que uno tiene que esperar para ser atendido en urgencias”, dijo Isabel Cristina Bermúdez.

Por eso la Gobernación de Antioquia anunció la construcción de un nuevo hospital, el cual estará ubicado en la vereda Primavera, cerca de la “Y”, en un lote de 30 mil metros cuadrados que entregarán los urbanizadores como parte de las compensaciones por construir en el municipio.

La administración municipal entregará ocho mil metros cuadrados para el nuevo centro de atención médica que beneficiará al sur del Valle de Aburrá y al suroeste antioqueño, así como los estudios técnicos y los diseños que ya fueron aprobados. La Gobernación será la responsable de financiar la construcción de la planta física y la dotación de equipos.

Para ello podrá disponer del lote del actual hospital, que según el alcalde Carlos Durán, puede tener un costo cercano a los 12 mil millones pesos y que, por su ubicación, es atractivo para los constructores. El mandatario local explicó que también se disponen de 4 mil millones de pesos otorgados por el Gobierno nacional y que son de libre destinación, así como del lote en el que funcionaba el antiguo Seguro Social.

Se espera que finalizando este año inicien las obras de construcción y se pueda entregar la obra en 2019. El nuevo hospital continuará siendo de segundo nivel, pero con algunos servicios del tercero.

Según el alcalde Carlos Durán, este es un sueño de los caldeños y de las comunidades del suroeste antioqueño. “Nos vamos a enfocar en un nuevo hospital porque es una de nuestras mayores necesidades y clamor de la comunidad. Tener un hospital digno, mejorar la atención y salvar más vidas de nuestro municipios y vecinos”, explicó.

Según el mandatario, cuando se de apertura al nuevo hospital, los pacientes de Caldas y el suroeste no tendrán que ser remitidos a otros centros de mayor complejidad en Medellín.