El alcalde Braulio Espinosa denunció que los habitantes de algunos barrios utilizan los balcones o terrazas para quemar pólvora y elevar globos. Aumentarán los controles en estos sectores y no descarta medidas de restricción.

DICIEMBRE 10| 2020

La indisciplina ciudadana de algunos habitantes de Envigado se evidenció en los primeros días de diciembre. La quema excesiva de pólvora, el uso de globos de mecha, la música hasta altas horas de la noche y las fiestas en viviendas sin cumplir con los protocolos de bioseguridad, están entre las denuncias que recibieron las autoridades.

«Algunos están utilizando las terrazas de las casas o edificios, así como los balcones para quemar pólvora y elevar globos, porque la Policía no puede ingresar a las viviendas sin autorización. Se están aprovechando de esta situación para burlarse de la autoridad», denunció el alcalde Braulio Espinosa.

Ante esto, anunció que con la llegada de 40 agentes de policía se conformarán cinco nuevos frentes de seguridad para aumentar los controles durante las celebraciones de fin de año.  Los barrios priorizados son San Rafael, La Mina, La Sebastiana, Las Orquídeas, El Chinguí, Uribe Ángel, Señorial, Alto del Las Flores, Loma del Barro, El Salado y El Esmeraldal.

«Muchos de los que a principio de la pandemia colgaron el trapo rojo pidiendo ayudas económicas, hoy están quemando pólvora de manera irresponsable. Esta pandemia nos ha afectado a todos y no podemos permitir que el número de contagios incremente nuevamente o que personas resulten quemadas por pólvora», advirtió el mandatario.

Además, se tendrán controles y operativos en las vías para identificar conductores en estado de alicoramiento. El mandatario aseguró que el próximo lunes, en el consejo de seguridad, se verificarán los resultados para establecer si es necesario aplicar medidas de restricción sectoriales.