El dolor de cabeza parece no terminar. El pasado 15 de marzo terminó el plazo que se le había otorgado al contratista para terminar el tramo 2 A de Metroplús en Envigado, que debía estar listo en septiembre del año pasado. A pesar de que en las últimas semanas los trabajos se intensificaron, solo estará listo hasta mayo.

POR ALEJANDRO CALLE CARDONA

Los obreros y máquinas estuvieron a todo vapor durante el puente festivo para tratar de habilitar la carrera 43 A entre el parque infantil y la iglesia de San Marcos, pero fue imposible. Una vez más el contratista no cumplió con los plazos para entregar los cinco frentes en los que dividió la obra y los comerciantes, peatones, conductores y habitantes no soportan más excusas.

“No hemos parado de trabajar este puente festivo en las obras de Metroplús. Hoy continuamos con pavimentación en bocacalles, espacio público cerca a la estación de gasolina. Estamos en la fase final de los frentes 4 y 5 después de tantas dificultades”, trinó el pasado lunes festivo el gerente de la empresa de transporte César Hernández.

Según el funcionario, se espera que en unos 15 días estén listos estos subtramos, al igual que los frentes 1 y 2, pero advirtió que los hallazgos arqueológicos de los últimos días también afectaron las obras y retrasaron su entrega. Pese a esta explicación, los comerciantes aseguran no aguantar más debido a las pérdidas millonarios a causa del polvo, los cierres de aceras y los continuos incumplimientos.

“Los platos rotos de este desastre de obra los estamos pagando los comerciantes. Tenemos infinidad de gastos fijos, los clientes se han ido porque no hay donde parquear y para colmo ni siquiera el peatón puede transitar tranquilo. Estamos a punto de tirar la toalla”, lamentó Rosario González, comerciantes desde hace dos años en la carrera 43 A, y quien le pidió a la Alcaldía de Envigado y a Metroplús entregar lo más pronto posible el proyecto.

En la pasada edición de CIUDAD SUR  de septiembre de 2017, anunciábamos que el consorcio colombo mexicano Gaico-Hycsa no iba a cumplir en octubre el plazo para la construcción de este tramo entre las calles 39 sur y 31 A sur y que había solicitado un nuevo plazo de cuatro meses más para terminarla. Pero este tampoco lo cumplió.

El tema preocupa también a los concejales del municipio, quienes llamaron a debate a la Administración Municipal y a Metroplús. “Ya hay una sanción cercana a los 800 millones de pesos, pero esperamos que los contratistas cumplan rápido porque el municipio, los comerciantes y la movilidad no soportan más retrasos”, lamentó el concejal Jorge Correa, quien ha sido uno de los más críticos del avance del proyecto.

Ahora todos, absolutamente todos, esperan que mayo sea el último plazo para por fin ver las obras finalizadas y disfrutar nuevamente de este corredor de la principal vía de Envigado y que durante 20 meses ha soportado cierres, polvo y trancones.

Los hallazgos

La calle 37 sur y la calle 38 sur muy cerca al parque de Envigado permanecieron cerradas durante varios días en noviembre puesto que durante las actividades de excavación profunda hallaron unos ladrillos macizos y unas piedras en forma de canal. El hallazgo arqueológico obligó a los funcionarios suspender actividades mientras se realizaba el respectivo análisis de las piezas que al parecer pertenecían a un antiguo acueducto.

Pero este año pasó lo mismo y ya van varios hallazgos. El último terminó el pasado 15 de marzo, cuando el grupo de arqueólogos encontraron y rescataron una vasija tipo embudo que era utilizada en la elaboración del casabe hace casi 300 años.

Ahora estos elementos, unos seis mil en total, se suman a la riqueza histórica y arqueológica del municipio de Envigado, los cuales serán expuestos en un gran museo.