El municipio de Envigado aspira a ser elegido en las próximas elecciones al Senado de la República, representado por una mujer que ha dedicado su vida al trabajo social, Magnolia Giraldo Duque, esposa del concejal y médico envigadeño Diego Mesa. Magnolia aceptó la invitación del expresidente Álvaro Uribe Vélez para aspirar por el Centro Democrático, con el número 109, a la Cámara de Representantes por Antioquia.

Es administradora pública, especialista en Alta Gerencia y Magister en Administración de Empresas, sus conocimientos se suman a una amplia gestión en el área social. En su trayectoria profesional se destacan, la gerencia de Seguridad Alimentaria y Nutricional de Antioquia -MANA- entre 2008 y 2011 y la dirección del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Regional Antioquia y Chocó desde el 2005 hasta el 2008.

Durante su gerencia de MANA, Magnolia logró algo nunca antes alcanzado por un Departamento, el reconocimiento de la Organización de Naciones Unidas con el Premio a la Excelencia en la Prestación del Servicio Público en 2011, exaltación que, hasta ese momento, sólo se había otorgado a países y que Antioquia obtuvo gracias a los resultados de MANA, programa que durante ese cuatrienio salvó a 64.174 niños y niñas que estaban en riesgo por su situación nutricional y apoyo a través de su programa de Complementación Alimentaria a la disminución de la deserción escolar en Antioquia, pasando de un 4.63% en el 2007 a un 3.7% en el 2011.

El informe de gestión presentado por MANA en diciembre de 2011 destaca que, la prevalencia de desnutrición en primera infancia disminuyó entre el año 2007 y el año 2011, de la siguiente forma: la desnutrición crónica pasó de 17.9% a 8.60%, la global pasó 7,20% a 3,90% y la aguda de 1.9% a 0,9%.

“Su rigurosidad técnica, su compromiso y su capacidad de trabajo la han caracterizado y le ha aportado al desarrollo en los temas sociales al departamento y al país a través de los proyectos de ley que ha asesorado en el Senado de la República y en la Cámara de Representantes”, afirma Luis Alfredo Ramos, exgobernador de Antioquia (2008-2011).

Luego de acompañar durante la mayor parte de su vida a dirigentes políticos como asesora y diseñadora de políticas públicas, Magnolia Giraldo, preocupada por el estado actual del país en materia social, decidió aspirar a tener una curul en el Congreso, motivada por su familia, sus amigos y de dos líderes antioqueños: Luis Alfredo Ramos Botero y Álvaro Uribe Vélez.

Son tres objetivos principales los que está antioqueña se ha trazado: el primero, impulsar políticas públicas efectivas para evitar la mendicidad de la niñez y la trata de blancas, el segundo, crear como política nacional el sistema integral de seguridad alimentaria y nutricional del país, replicando buenas iniciativas como MANA y el tercero, defender la familia, protegiendo desde la primera infancia hasta el adulto mayor.

En esta aspiración política, Magnolia Giraldo Duque ha hecho una dupla con la actual representante a la Cámara, Regina Zuluaga, quien ahora aspira a llegar al Senado por su partido el Centro Democrático con el número 24 en el tarjetón.