La decisión la tomaron los alcaldes del Valle de Aburrá para evitar la propagación del coronavirus durante la celebración del día de las madres. Según los epidemiólogos sería un fin de semana de alto riesgo de contagio del virus.

MAYO 7| 2020

Luego de que el Gobierno Nacional ratificara que no cancelaría la celebración del Día de Madres para este domingo 10 mayo, los alcaldes del Valle de Aburrá decidieron decretar ley seca y toque de queda, como una medida para minimizar el riesgo de contagio de coronavirus por cuenta de aquellos ciudadanos que planeaban circular en horarios no permitidos para celebrar esta fecha tradicional.

Los mandatarios de los 10 municipios del área metropolitana consideraron que es muy seguro que se incrementen las visitas de los hijos a sus madres y “este tipo de reuniones familiares posibilita un aumento del riesgo de contagio de la pandemia que afecta al mundo entero”, informó el Área Metropolitana.

La ley seca regirá en horario continuo desde el sábado 9 de mayo a las 5:00 p.m. hasta el lunes 11 de mayo a las 5:00 a.m.

Por su parte, el toque de queda funcionará en dos jornadas, así:

  • Desde el sábado 9 a las 7:00 p.m. hasta el domingo 10 a las 5:00 a.m.
  • Desde el domingo 10 a las 7:00 p.m. hasta el lunes 11 a las 3:00 a.m.

Otras de las razones que llevó a los alcaldes a tomar la medida en conjunto es que, “según el instituto de Medicina Legal de Colombia, la celebración del Día de la Madre es una de las fechas más violentas del país, debido al incremento del consumo de alcohol y lo que produce cuando hay problemas de convivencia entre familiares”, aseguró la entidad metropolitana.