La Catedral Señora de las Mercedes de Caldas abrió de nuevo las puertas para sus feligreses. Lo hizo este fin de semana en una eucaristía que sirvió como prueba piloto para implementar las medidas de bioseguridad. La Iglesia advirtió que aún no están autorizadas las eucaristías. Las opiniones siguen divididas.

JUNIO 29| 2020

La Diócesis de Caldas dio a conocer en sus redes sociales las primeras imágenes de la prueba piloto del protocolo de bioseguridad que se implementó en la parroquia principal del municipio para las ceremonias religiosas.

Las sillas del templo no estaban copadas en su totalidad a pesar de que era domingo, los pocos asistentes llegaron con sus tapabocas y se les tomó la temperatura antes de ubicarse cada uno de ellos en una silla.

El ritual de la paz solo fue a través de una venia, no se les permitió arrodillarse y la comunión la recibieron en la mano y con el tapabocas puesto.

«Lo importante es que las personas sean conscientes del autocuidado, por que volver al templo es una maravilla. Yo me sentí inmensamente feliz», dijo Shirley Tabares. Sin embargo, para otros, aún es apresurado la reapertura: «No creo que sea prudente abrir templos en esta etapa de la pandemia, si nos encerraron cuando no habían casos en el municipio ahora hay que tener más cuidado ya que son muchos los casos positivos. Para orar no se necesita ir a un templo, Dios nos escucha desde todo lugar», indicó Marcia Valencia.

De aprobarse el protocolo, los feligreses también deberán tener en cuenta:

  • El ingreso solo estará permitido para personas mayores de 18 años y menores de 71.
  • Cada persona deberá portar su antibacterial.
  • Al ingresar, se tomará registro de los asistentes con su respectiva verificación de temperatura.

«Esta prueba fue un éxito, implementamos todas las medidas que hemos proyectado con el fin de atender las recomendaciones para poder abrir las puertas de nuestros templos. Cada vez estamos más cerca de conseguirlo, pero debemos ir interiorizando estas indicaciones, con el fin de que cuando tengamos el permiso y abramos nuestras puertas, todos estemos familiarizados con estas prácticas», aseguró la Diócesis.

Foto: Cortesía Alcaldía de Caldas.