La reserva natural La Romera de Sabaneta se convierte poco a poco en un refugio para diferentes especies de la fauna silvestre del Valle de Aburrá. Este lunes el Área Metropolitana liberó otro grupo de animales, entre gavilanes, zarigüeyas y ardillas.
PUBLICADO 2 DE JUNIO 2021
Bosque adentro. Hasta lo más alto de la reserva natural de La Romera, declarada como área protegida del Valle de Aburrá, llegó un grupo de médicos veterinarios del Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre del Área Metropolitana, la Universidad CES y funcionarios de la Secretaría de Medio Ambiente de Sabaneta.
Sobre el hombro, algunos de ellos llevaban los guacales y cajas donde permanecían 38 animales que luego de un proceso de recuperación y readaptación o incluso de crianza, iban a recuperar la libertad.
Se trataba de 15 zarigüeyas de la especie Didelphis marsupialis, cinco marmosas (Micoerus demerare), siete ardillas (Notosciurus granatensis), cuatro gavilanes camineros (Rupornis magnirostris) y siete cernícalos (Falco sparverius), que encontraría en La Romera su nuevo hogar.
Los profesionales ambientales eligieron esta reserva natural gracias a que cuenta con 243 hectáreas con fuentes de agua, vegetación, fauna silvestre residente, además de ser zona de distribución natural de las cinco especies liberadas.
Estas especies ingresan al CAV principalmente por motivos de emergencia: son encontradas y reportadas por los ciudadanos cuando las encuentran como pichones o crías indefensas, también con fracturas o heridas causadas por colisiones contra ventanas (en el caso de las aves rapaces), atropellamiento, ataque de perros y gatos y maltrato animal.
Una vez se completa el tratamiento y crianza de los neonatos, en manos de médicos veterinarios, biólogos y zootecnistas, son declarados como aptos de liberación y trasladados a predios con suficientes recursos para su supervivencia.
Durante 2021, el Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre (CAV) ha recibido 998 zarigüeyas, 50 cernícalos, 42 gavilanes camineros, 15 marmosas y 102 ardillas. La zarigüeya continúa siendo el paciente con mayores ingresos, igual que en 2020. En este año también se han liberado cerca de 1.300 animales, recuperados tanto por motivos de emergencia como de tráfico ilegal de fauna silvestre.
https://www.youtube.com/watch?v=MtLROubg17Q
Si los ciudadanos de la zona urbana del Valle de Aburrá desean reportar un animal silvestre herido, atrapado, enredado o una cría indefensa pueden comunicarse a la Línea de Atención a Emergencias con Fauna Silvestre, 3046300090, donde recibirán toda la orientación, recordando que es muy importante aprender a cohabitar y coexistir con la fauna silvestre en este ecosistema urbano, para que entre todos construyamos la ecociudad o biodiverciudad con criterios de sostenibilidad que soñamos.