Seis años después de que terminara la ampliación de esta avenida, la única casa que quedó interrumpiendo uno de los tres carriles y donde quedaba la antigua estación del Ferrocarril de Antioquia, fue demolida. ¿Qué sigue?

ABRIL 7| 2021

El pasado 4 de febrero el alcalde de Sabaneta, Santiago Montoya y el gerente del Idea, Julián Vásquez, firmaron un crédito por cerca de 50 mil millones de pesos. Los dineros, según lo anunciado, serán invertidos en la ejecución de varios proyectos, entre ellos la compra de un predio para finalizar la ampliación de la Avenida Las Vegas.

Del total del crédito se invertirían “500 millones de pesos para la compra de predios y la culminación y ampliación de la Carrera 48”, dijo el mandatario local hace dos meses.

Hoy, la casa blanca construida en adobe macizo y techo de tapia ya no se ve como era originalmente. Lo que quedaba de la estación del antiguo Ferrocarril de Antioquia y que servía como bodega para almacenar el carbón que llegaba desde Amagá, dejó de existir para cederle la franja a la culminación de la principal vía de Sabaneta.

Aún se desconocen los detalles del acuerdo entre la Administración Municipal y don Jorge Mario Colorado, quien habitó el predio durante más de 60 años, primero como cuidador de la antigua bodega, que posteriormente convirtió en su casa al desaparecer el Ferrocarril en la década de 1990, y después como propietario de un predio disputado por años y cuyos fallos judiciales terminaron a su favor. La Alcaldía de Sabaneta no quiso pronunciarse al respecto, pues la disputa por el predio también involucraba al Gobierno Nacional.

Por ahora los lugareños solo ven las ruinas de esta casa que, como si tratara de una historia macondiana, cortaba el carril derecho de una de las principales vías del municipio.

Foto: cortesía.