Grandes retos dejó para la región el quinto Informe de Calidad de Vida en el Sur del Valle de Aburrá – Aburrá Sur Cómo Vamos – en el que se evidencian los indicadores de medición y estadísticas de cada municipio y su inversión de recursos durante el año anterior. Homicidios, accidentalidad y embarazo adolescente siguen siendo las principales problemáticas en esta subregión.

El Informe de Calidad de Vida Aburrá Sur Cómo Vamos se presenta cada año y evidencia indicadores en cultura, movilidad, ambiente, vivienda y servicios públicos, desarrollo económico, finanzas públicas, demografía, pobreza y desigualdad, salud, mercado laboral y educación de cada municipio, y busca generar un seguimiento periódico a los cambios en la calidad de vida de quienes los habitan.

 

Homicidios incrementaron en Caldas e Itagüí

Aunque el homicidio continúa encabezando la lista de causas de  mortalidad en los cinco municipios del sur del área metropolitana, Envigado registró durante el año 2017 la tasa más baja de asesinatos en las últimas tres décadas tras alcanzar un promedio de 5,2 homicidios por cada cien mil habitantes.

Caldas, por su parte, fue el municipio con mayor índice de asesinatos, llegando a 41,1 por cada cien mil habitantes, que representan un aumento del 92% con respecto al año anterior; al igual que Itagüí que aumentó en 42%,  con un promedio de 15,7 homicidios por cada cien mil habitantes. En La Estrella la tasa fue de 20,2 homicidios y en Sabaneta de 11,3.

“Ha sido nuestro compromiso porque una ciudad insegura no es una ciudad viable, por eso pasamos de invertir 22 mil millones de pesos en el cuatrienio anterior a 66 mil millones en este periodo. También destinamos 11 mil millones en dotación y fortalecimiento de la fuerza pública, y esperamos entregar 251 nuevas cámaras de seguridad, con una central de monitoreo remodelada”, resaltó Raúl Cardona, alcalde de Envigado.

 

Embarazo adolescente: una alerta en Caldas

El embarazo adolescente es  uno de los principales causantes del abandono escolar a temprana edad, generando desigualdad y perpetuando círculos de pobreza; problemática que ahora enfrenta la región, principalmente en Caldas e Itagüí, donde el número de jóvenes embarazadas entre los 15 y 19 años de edad supera los 32 casos por cada cien mil habitantes.

Según el informe, a pesar de que Caldas ha tenido una reducción en los últimos años respecto a número de embarazos adolescentes, aún encabeza la lista de los cinco municipios del sur, llegando a 33,6 casos por cada cien mil habitantes; Itagüí registró 32,1, La Estrella 13,4 y Sabaneta 25; mientras que Envigado no presentó datos al respecto.

Sobre el tema, Daniela Ruíz, alcaldesa encargada de Caldas, dijo que “la administración local a través de su plan de acción en salud y la estrategia primaria en salud realiza programas vivenciales así como metodologías lúdicas dirigidas a los adolescentes de las instituciones educativas, además tenemos una campaña de información sobre prevención y salud sexual”.

Por su parte, el alcalde de Itagüí, León Mario Bedoya, manifestó que “los resultados demuestran que cada día tenemos una reducción en los embarazos tempranos gracias a estrategias como el acompañamiento de salud mental y reproductiva, capacitaciones familiares y Un Bebé Tu Decisión, donde a través de un bebé robot, que se asemeja a un bebé real, le mostramos a los jóvenes la gran responsabilidad de ser padres a temprana edad”.

Sin embargo, las cifras en ambos municipios son alarmantes, por lo que los programas tendrán que ser más efectivos para evitar que más adolescentes deserten del sistema educativo e ingresen, posiblemente, al círculo de la pobreza.

POR ALEJANDRO ZAPATA