Las versiones iniciales apuntan a que los menores de 14 y 15 años habrían muerto a causa de una intoxicación por la mezcla de alcohol y tramadol en una fiesta en Itagüí. Autoridades piden a padres estar atentos y a cuidar a sus hijos.

PUBLICADO 24 DE AGOSTO 2021

Dos adolescentes de 14 y 15 años fallecieron luego de haber asistido a una fiesta clandestina el pasado sábado 21 de agosto en el sector de El Tablazo, ambos fueron ingresados a dos centros hospitalarios en Itagüí y La Estrella, al parecer, por intoxicación aguda de alcohol y otras sustancias, donde posteriormente fallecieron.

La Fiscalía General de la Nación adelanta las actividades investigativas para esclarecer los hechos, determinar quiénes fueron los organizadores de la fiesta realizada en una residencia y saber si hubo instrumentalización por parte de terceros para que los jóvenes consumieran dichas sustancias.

“Por conocimiento de la comunidad se infiere que estos jóvenes participaron en una fiesta en la que se dieron cita de manera individual por WhatsApp para llegar a una residencia en el sector de El Tablazo de la ciudad de Itagüí, donde hubo consumo de alcohol exagerado, sustancias de estupefacientes y consumo de tramadol”, afirmó Rafael Otálvaro, secretario de Seguridad de Itagüí.

Las autoridades han mostrado su preocupación por la mezcla y consumo de sustancias que incluyen medicamentos derivados del opio entre muchos jóvenes, situación que puede causar consecuencias severas para la salud como intoxicaciones y, en los casos más graves, la muerte.

“El tramadol es un derivado del opio que utiliza la comunidad en general con fórmula médica para el dolor y que, al ser mezclado con el alcohol, que es un depresor, causa unas sensaciones que los jóvenes quieren experimentar, pero que son graves para la salud y que inclusive pueden comprometer la vida, como posiblemente pasó en estos dos casos”, afirmó el funcionario.

Al tratarse de dos menores de edad, las autoridades judiciales investigan si hubo suministro de estas sustancias por terceros, de ser así, podrían imponerse penas de 8 a 18 años de prisión por este delito.

La Alcaldía de Itagüí hizo un llamado a los padres de familia para cuidar a sus hijos, acompañarlos y compartir con ellos, con el fin de evitar este tipo de sucesos. Además, se expresó la intención de reforzar estrategias que realiza la administración municipal donde se lleva un trabajo integral a las instituciones educativas con mensajes de sensibilización y acciones de prevención y rehabilitación para las personas que tengan problemas de adicción.