No son huecos, son trampas mortales. La Autopista Sur, en jurisdicción del municipio de Itagüí, se convirtió en una prueba para los vehículos, especialmente para las motos que son las que más sufren por el pésimo estado de esta importante vía nacional.

Los huecos son ambas calzadas y en los cuatro carriles. En La Aguacatala, Palmahía, Ayurá, Envigado y Polideportivo de Itagüí, se cuentan por montones y ponen en riesgo la vida de quienes la transitan, incluso, en redes sociales ya han denunciado accidentes.

Ante esto, la Secretaría de Infraestructura de Itagüí le solicitó al Instituto Nacional de Vías, Invías, reparar la malla vial. Sin embargo el ente, responsable del mantenimiento de las vías nacionales, respondió que los recursos asignados en 2018 no alcanzaron y que se está a la espera de asignar el presupuesto del 2019 (Ver Carta).

La misiva fue publicada por la cuenta de Twitter de la Alcaldía de Itagüí ante los constantes reclamos de conductores. “Increíble, a diario el tránsito por esta importante vía se ve afectado por vehículos averiados a causa de las imperfecciones del pavimento”, dijo Camilo García.

Una situación similar padece desde el año pasado la Avenida Regional, en el municipio de Sabaneta. En este caso la alcaldía decidió adelantar obras de reparcheo de emergencia, pero con el tiempo las mismas se han ido deteriorando. Al parecer se tendrá que esperar a que el Invías designe presupuesto para reparar la vía, puesto que los Municipios se encuentran impedidos para realizar obras en vías nacionales.