Ha pasado más de un año desde que las ciudades comenzaron a cerrar de forma escalonada ante la presencia de un enemigo invisible a los ojos: el Covid-19. Pequeñas gotas en el aire pusieron a temblar el mundo entero, colapsaron la economía, nos obligaron a adoptar hábitos saludables y a poner como prioridad el cuidado de la salud.

ABRIL 18| 2021

Con la esperanza puesta en las vacunas y la reactivación económica, entramos a una nueva etapa donde, si bien no podemos bajar la guardia, podemos retomar nuestra rutina y disfrutar nuevamente de enriquecedoras experiencias y vivencias.

Diana, Clara, Isabella y Camilo son el ejemplo de que sí es posible volvernos a conectar con nuestros propósitos y pasiones de forma segura, incluso en época de pandemia. Ellos confiaron en Comfama, su caja de compensación familiar, para iniciar una ruta de aprendizaje que los acercara cada vez más a sus metas.

¡Conoce sus historias!

Cinco escuelas, cientos de cursos y distintas opciones para estudiar dónde y cuando quieras. Conoce Educación para la Vida Comfama.

DIANA aprendió sobre cocina vegana. 

CLARA  aprendió a bailar bachata. 

ISABELLA tiene tres años y ya se inició en la música.

CAMILO aprendió a bailar porro.