cof

Aunque el Ministerio de Educación anunció que comenzará a adjudicar las obras a nuevos contratistas, hasta la fecha solo se conoce que uno de los 15 colegios del Aburrá Sur ya fue adjudicado desde diciembre pasado pero aún no inician las obras.

ENERO 24| 2020

Inició un nuevo año escolar y los estudiante llegaron a las mismas aulas en las que han recibido clases en los dos últimos años, debido a la suspensión de las obras de los megacolegios que prometió el Gobierno Nacional y la preocupación por su futuro no ha cesado.

Tanto los nuevos alcaldes como el Área Metropolitana siguen esperando que el Ministerio de Educación les confirme las nuevas fechas de adjudicación de las obras y quienes serán los contratistas.

En el sur del Valle de Aburrá están proyectados 15 megacolegios. Itagüí, que albergará 9 de ellos, es el único que ha comenzado a recibir buenas noticias. “Ya el Ministerio asignó desde el 27 de diciembre el contratista para la institución educativa Enrique Vélez Escobar, sede La Providencia, pero la obra no ha comenzado”, afirmó el secretario de Educación, Guillermo León Restrepo.

Los inversores de esta gran apuesta de infraestructura educativa aseguran que el ´tiempo muerto’ que ha transcurrido y los recursos son insignificantes frente a la afectación de miles de estudiantes que han tenido que pasar varios periodos escolares en condiciones que están lejos de ser óptimas, “sabemos que el recurso está en una fiducia del Ministerio y que solo podrá ser usado para este fin, y aunque los municipios han tenido que invertir recursos que no estaban contemplados para arrendar otros espacios, los verdaderos sacrificados aquí son los estudiantes, por eso necesitamos que el gobierno Nacional resuelva cuanto antes este tema que ha sido tan complejo”, aseguró Luis Pérez Carrillo, subdirector de proyectos del Área Metropolitana.

Al llamado se sumó el alcalde de Envigado, Braulio Espinosa, quien asegura que en este municipio hay más de 3 mil estudiantes afectados por la demolición y no construcción hasta ahora de tres instituciones educativas: “nosotros cumplimos con todos los compromisos, Envigado no debe un peso y aunque tenemos el apoyo de los rectores para usar sedes, nuestros estudiantes tuvieron que cambiar de jornada y tenemos muchas dificultades en servicios como transporte y restaurantes”.

Se espera que entre enero y marzo queden asignados cerca de 30 contratos para construir megacolegios en todo Antioquia.