El alcalde Braulio Espinosa le envió una carta al Gobierno Nacional en la que asegura que no está de acuerdo con el retorno de los estudiantes a las aulas de clase en medio de la pandemia del coronavirus. Asegura que su municipio seguirá en la virtualidad.

JUNIO 17| 2020

En la carta que fue enviada este martes, el mandatario envigadeño le pide al presidente Iván Duque «reconsiderar el regreso de la comunidad educativa a las aulas. Los niños son muy expresivos, se abrazan, juegan y en esa interacción se puede generar un gran factor de riesgo para ellos y las familias durante el pico más alto de contagio. No podemos perder lo que hemos ganado en esta lucha contra el coronavirus», dijo.

Sin embargo, el Gobierno Nacional explicó que la determinación de volver o no clases bajo el modelo de alternancia la tomarán los alcaldes en cada uno de sus territorios. Ante esto, Espinosa aseguró que revisarán todas las variables junto con las secretarías de Salud y Educación.

«Si nos permiten tomarla desde los municipios, nuestra decisión sería que durante el resto del 2020 sigamos con el modelo de educación desde la casa», advirtió el alcalde. Los habitantes respaldan dicha posición.

«No queremos exponer a nuestros hijos, por favor que sigan recibiendo sus clases virtuales hasta que todo esto pase», comentó Lina Aristizábal. Por su parte, Gloria Vásquez, también vecina de Envigado aseguró: «Total apoyo, pueden terminar el año virtual y esto no significa que pierden el año ya que están estudiando y esto que se aplique tanto para privados, públicos y la universidad. Primero la protección de nuestros hijos y por ende la de todos».

INSTITUCIONES PRIVADAS

De acuerdo con los lineamientos del Ministerio de Educación, las instituciones privadas deberán, en caso de retomar las clases presenciales desde el 1 de agosto, cumplir una serie de requisitos.

Ya jardines infantiles, como Mañanitas en la Loma de El Escobero (FOTO), avanzan en la implementación de protocolos de bioseguridad, como la desinfección de vehículos, medidas de higiene para docentes y estudiantes, señalización y distanciamiento en los salones de clase.

Aseguran que, de suspender definitivamente las clases presenciales, se pueden generar graves consecuencias psicológicas y en el proceso cognitivo de los estudiantes más pequeños.