Los envigadeños cuentan desde hoy con su primera área protegida urbana, que comprende el humedal El Trianón y el parque lineal ambiental La Heliodora. Con la declaratoria entran en proceso de protección y conservación más de 80 especies de fauna y aves, y más de 116 especies de flora.

JULIANA VÁSQUEZ POSADA- FEBRERO 27|2019

“La importancia en términos ecológicos es incalculable. Además, tiene elementos muy especiales como la biofonía, porque hasta el sonido de las aves y de los anfibios hacen parte del ecosistema que tenemos que cuidar”, explicó César Augusto Mora Arias, secretario de Medio Ambiente de Envigado.

Los estudios técnicos adelantados para conseguir la declaratoria demostraron que La Heliodora -Trianón presta servicios ecosistémicos como captura de carbono, control de plagas, purificación del aire, regulación climática, hábitat de especies, regulación hídrica, entre otros.

23.31 hectáreas de las 25.58 que comprende el sector quedaron declaradas e integrarán el Registro Único Nacional de Áreas Protegidas, “y esperamos que las restantes puedan ingresar muy pronto apenas terminemos los ajustes correspondientes con Corantioquia”, aseguró Eugenio Prieto Soto, director del Área Metropolitana.

“El valor de esta área urbana está en que podemos combinar ejercicios de preservación de toda la biodiversidad con la apertura de espacios para la recreación y la educación de la comunidad. Aquí se van a beneficiar centenares de miles de personas en una cantidad de hectáreas que no son comparables con las de un parque nacional”, indicó Brigitte Baptiste, directora del Instituto Humboldt, entidad que coordina la conformación del inventario nacional de la biodiversidad.

“Lo más importante de esta declaratoria es que esta área queda protegida a perpetuidad y no va a tener una destinación diferente”, concluyó Prieto Soto.

Con La Heliodora-Trianón, el Valle de Aburrá suma cinco áreas protegidas junto a los cerros El Volador, La Asomadera y Nutibara y la reserva Piamonte.