Uno de los cambios más significativos de la modificación del Plan de Ordenamiento Territorial que la Alcaldía espera lograr en los próximos meses, será conseguir que el 60% del territorio sea de suelos de protección o conservación ambiental. Hoy cerca del 45% está bajo estas figuras.

POR: JULIANA VÁSQUEZ POSADA- FEBRERO 25|2019

Pero, además del tema ambiental, otros aspectos importantes para el desarrollo de la Ciudad Señorial dieron origen a esta modificación: “la necesidad del cambio surgió porque las personas estaban inconformes con el modelo de ocupación, sobre todo con las laderas y, en resumen, este nuevo POT nos permitirá crecer de manera sostenible sin entrar en detrimento de nuestro entorno”, explicó el director del Departamento Administrativo de Planeación, Esteban Salazar.

En la propuesta también se destacan otras modificaciones en temas de movilidad como la incorporación de ciclorrutas, Metroplús y carriles solo bus, así como cambios en la dinámica económica al incentivar actividades promisorias como ciencia, tecnología e innovación, industria creativa y economía naranja con las que esperan equilibrar la balanza entre la población laboralmente activa y la población inactiva que requiere servicios de asistencia social.

La modificación de este POT, que se adelanta desde 2017, requirió 30 estudios técnicos que se realizaron entre el 2011 y 2016, con la asesoría de la Universidad EAFIT. Por ahora se cumple la etapa de concertación con el Área Metropolitana y Corantioquia y en entre marzo y abril será presentado el proyecto de acuerdo al Concejo Municipal.

“También el Concejo tendrá espacios de participación ciudadana durante los debates y tiene 90 días para realizar este proceso; si todo sale según el cronograma, en el segundo semestre de 2019 tendríamos el POT con sus modificaciones”, agregó Salazar.

De ser aprobado, el nuevo POT estaría vigente hasta 2023.