A varios habitantes del barrio El Porvenir de Itagüí no les importó ni la cuarentena ni el viernes Santo para armar una rumba. La Policía hizo presencia y multó a los organizadores.

En este sector del norte del municipio, cerca a Viviendas del Sur, las rumbas son continuas y la violación a la cuarentena también. A diario se ven grupos de niños jugando en las calles con la complacencia de los padres de familia.

Pero este viernes, algunos vecinos decidieron armaron una rumba y exceder los niveles de ruido en pleno aislamiento obligatorio. Una hora más tarde, varias policías hicieron presencia, acabaron con la reunión y multaron a cuatro personas que deberán pagar 932.000 pesos, tal y como lo establece el decreto presidencial.

La Alcaldía de Itagüí continúa con los operativos en los diferentes barrios para hacer cumplir la cuarentena y evitar que el número de contagiado aumente. «Esto no es un juego. Juntos nos cuidamos, recuerden que no estamos de fiesta ni paseo», dijo la alcaldía en su cuenta de Twitter.

En Itagüí, las autoridades de salud ya han confirmado 12 casos de contagio de coronavirus, mientras que cuatro pacientes se han recuperado del virus.

FOTO: CIUDAD SUR