Las basuras son uno de los mayores problemas que padecen algunos sectores del municipio debido a la mala cultura ciudadana. Los residuos y escombros son arrojados sin control en andenes y zonas verdes generando dificultades de salubridad. Por ello la empresa de aseo instaló 20 contenedores en zonas críticas de alto flujo de residuos ordinarios.

El plan pilotó será desarrollado por la Administración Municipal y la empresa local de aseo Serviaseo tuvo una inversión de 914 millones de pesos en la compra de los contenedores de basura, con capacidad de 1100 litros cada uno, que serán ubicados en la zona comercial de Itagüí, así como la adquisición de dos vehículos compactadores.

Carlos Andrés Mieles Tamayo, secretario del Medio Ambiente, recordó a los ciudadanos que estos contenedores son para disponer residuos ordinarios, y no  residuos especiales como muebles, colchones, escombros, llantas, aparatos electrónicos ni residuos peligrosos u hospitalarios.

“El objetivo de esta iniciativa es brindarle una imagen mucho más organizada y aseada al municipio, así como mejorar el orden y salubridad de Itagüí”, afirmó el Secretario.