Una bodega y una casa, son los predios que faltan por adquirir por parte de la Administración Municipal para finalizar el proceso predial dentro de las obras del proyecto que aliviará la caótica movilidad en este sector de Itagüí. El cronograma no se ha visto afectado y ya alcanza un cerca del 10%.

ENERO 27| 2020

El intercambio vial de Induamérica es una de las obras de movilidad más esperadas por los itagüiseños, pues por allí transitan cerca de 20mil conductores todos los días y el sector sirve de paso para los habitantes del sur de Itagüí, La Estrella y el corregimiento San Antonio de Prado.

La gestión predial fue el gran tropiezo que tuvo que superar esta obra pues, aunque se trata de un tramo pequeño, la Alcaldía tuvo que comprar más de 90 predios cuya inversión de más de 42 mil millones de pesos terminó siendo superior a la de la misma obra, costeada en 40 mil millones.

En septiembre pasado se firmó el acta de inicio y comenzaron los primeros trabajos, el municipio aún no era el dueño de todos los predios, pero los pendientes no afectaban los primeros meses de obra. De acuerdo con los datos del Área Metropolitana, al final el año la obra apenas llegaba al 5% y uno de los avances más significativos fue el aprovechamiento forestal, en el que se talaron menos del 37% de los árboles autorizados y pudieron mantenerse las dos ceibas sembradas hace más de 80 años.

Al finalizar el año anterior quedaban cuatro predios de los 94 predios contemplados en la intervención, tres de ellos porque los propietarios no estuvieron de acuerdo con el avalúo que hizo la Lonja y lo objetaron, entre estos está el predio de una estación de servicio. Precisamente, la semana anterior ya fueron demolidos dos predios más y solo quedan pendientes dos: una bodega contigua a los asaderos de pollo y una casa frente al teatro.

«Estamos avanzando y ya solo faltan dos predios que esperamos en los próximos días terminemos la adquisición de los predios. En el caso de la vivienda resultó otro heredero lo que atrasó todo», explicó José Fernando Escobar, alcalde de Itagüí.

Al contrato de obra le quedan 7 meses aproximadamente, tiempo en el que deberán ejecutar el 90% pendiente, que incluye la ampliación a tres carriles de la glorieta de Pilsen, un puente elevado sobre la carrera 50A entre las calles 36 y 38 con dos calzadas de 7 metros cada una, 8.850 metros de andenes accesibles, cicloparqueaderos, gimnasios al aire libre, zonas biosaludables, 1.570 metros de bicicarril y 270 metros de ciclorruta.

Intercambio de Induamérica, un alivio para todos