Aunque el número de licencias de construcción aprobadas en Sabaneta había disminuido considerablemente en los últimos 4 años, el alcalde Santiago Montoya confirmó que solo el 30 de diciembre del año pasado la administración saliente aprobó más de 40 licencias.

FEBRERO 17| 2020

El desbordado crecimiento urbanístico de Sabaneta se convirtió desde hace una década en una de las preocupaciones más serias de los habitantes de este municipio, especialmente de quienes viven en alguna de las seis veredas, pues han padecido la transformación de sus espacios rurales, que fueron densamente poblados y urbanizados con edificios de hasta 35 pisos de altura.

Y aunque se creía que la acelerada urbanización iba a comenzar a estabilizarse dado que la aprobación de licencias bajó considerablemente durante el último cuatrenio al pasar de 8.800 en 2015 a 400 en 2016, 1.900 en 2017 y menos de 2.000 en 2018, el alcalde Santiago Montoya manifestó a CIUDAD SUR su preocupación por la aprobación de 42 licencias de construcción y planes parciales en un solo día: el 30 de diciembre de 2019, un día antes de terminar el periodo de gobierno 2016-2019.

“Que eso haya pasado en el último día, cuando muchas de esas solicitudes llevaban dos años esperando una respuesta, nos deja la sensación de que aquí hubo algo más. No estoy en contra de la construcción, creo que es una herramienta de desarrollo económico, pero hay que hacerlo ordenadamente y el gremio constructor será bienvenido en Sabaneta siempre y cuando esté interesado en hacerlo bien”, afirmó el mandatario local.

La preocupación por el crecimiento urbanístico no se centra solo en la pérdida de suelo rural, sino también en las capacidades que tendrá que desarrollar el municipio en los próximos años en lo que respecta a espacio público e infraestructura para educación, cultura y deporte para atender a los nuevos pobladores. De acuerdo con Montoya, en una sola de las 42 licencias otorgadas se aprobó un plan parcial que contempla 1.100 viviendas.

El actual alcalde también manifestó su inconformidad con la contratación de 55 nuevos empleados bajo la figura de provisionalidad, también en los últimos días de diciembre 2019, “porque nos dejaron comprometida una parte importante de los recursos públicos”.