La edificación fue calificada como una amenaza de ruina y su demolición fue ordenada desde finales del año pasado. El proceso debe adelantarse aún en periodo de aislamiento.

MARZO 26| 2020

Varios vecinos han manifestado su preocupación por el estado de la estructura del edificio Tassel, ubicado en el sector de El Esmeraldal en Envigado.

La edificación, que se comercializó entre los años 2007 y 2008 y cuya construcción nunca finalizó, llevaba casi 10 años abandonada y representaba una amenaza de ruina y por eso la Oficina de Gestión del Riesgo de Envigado ordenó su demolición desde el 23 de diciembre del año pasado.

📽: cortesía.

Pero las operaciones para demoler la estructura coincidieron con la emergencia sanitaria por el Coronavirus y, aunque durante el fin de semana de la Cuarentena por la vida no hubo actividad, los trabajos de remoción tuvieron que ser retomados esta semana dado el riesgo que representaba para los vecinos del sector.

“Está autorizado continuar la demolición, ya que sería peligroso dejar el proceso iniciado. Según el cronograma, se tiene previsto estar culminando a más tardar la próxima semana”, aseguró la directora del Departamento Administrativo de Planeación de Envigado, Eliana Ospina.

Algunos de los hallazgos que llevaron a ordenar la demolición fueron elementos estructurales sin continuidad, excavaciones abiertas en la zona de parqueaderos, muros laterales sueltos con alto riesgo de colapso, columnas con acero expuesto y corroído, entre otros.