En medio de la contingencia y evacuación hace una semana de la edificación por fallas estructurales, la Alcaldía de Itagüí reveló que esta no contaba con los permisos de ocupación y los recibos satisfactorios de las obras. Es decir, la constructora no tenía autorización para la entrega de los apartamentos y locales comerciales.

 

A pesar de esto, la firma Ruiz Sánchez y Asociados entregó los apartamentos en 2013 y tras la orden de evacuación el pasado viernes 29 de julio, inició los estudios para la rehabilitación de la estructura, que podría durar hasta dos meses.

 

Actualmente los propietarios e inquilinos de Babilonia se quejan por las irregularidades, que según ellos se cometieron en el proceso de evacuación y los comerciantes vecinos aseguran que las ventas han disminuido tras conocerse la noticia.

 

Entre tanto la constructora deberá cumplir con la entrega de subsidios a los habitantes del lugar, en caso de no hacerlo, la Alcaldía de Itagüí dispondrá de un subsidio de 70% de un salario mínimo.