La edificación, ubicada en el sector de Suramerica, fue demolida. Según las autoridades, allí funcionaba una de las plazas de vicio más rentables de Itagüí.

FEBRERO 24| 2021

Hasta el barrio Santa Catalina, cerca del sector de Suramérica, llegó el nuevo ministro de Defensa, Diego Molano, en compañía de las autoridades de Itagüí para iniciar la demolición de una casa, donde se pudo establecer que funcionaba una olla de vicio.

Según la investigación, el dueño había sido despojado por bandas criminales y inmueble será nuevamente entregado al propietario. En la casa funcionaba una plaza de vicio controlada por la odín La Unión y allí obtenían ganancias hasta de 10 millones de pesos diarios.

«Hoy cae un símbolo del microtráfico en Itagüí. Las drogas son un veneno para la sociedad, no descansaremos en la lucha contra el expendio y consumo de estupefacientes. Queremos familias sanas y felices», dijo el alcalde José Fernando Escobar.

La demolición hace parte de la estrategia 100 días sin microtráfico que se adelanta en todo el país y con la que se busca afectar las finanzas de las estructuras delincuenciales.