Los niveles de contaminación en el Valle de Aburrá aumentaron en las últimas horas. 18 de las 20 estaciones de medición de la calidad del aire marcaron niveles color naranja, lo que representa un riesgo para los grupos poblacionales vulnerables. Ante esto, el Área Metropolitana y los diez municipios implementarán el estado de alerta.

La decisión se da de acuerdo al protocolo de Gestión Preventiva de la Calidad del Aire. Entre las medidas está el cambio de los horarios del pico y placa para este miércoles, jueves y viernes, que pasará de 5:00 a 10:00 de la mañana, y de 4:00 de la tarde a 8:00 de la noche. La rotación seguirá igual para los mismos tipos de vehículos.

La medida se toma debido a que las condiciones climáticas en las dos primeras semanas de marzo se hacen mucho más complejas para evitar que las partículas 2.5 abandonen la región. “Implementamos el nivel de alerta para evitar que se llegue a una condición más extrema en la calidad del aire”, María del Pilar Restrepo, subdirectora Ambiental del Área Metropolitana.

El pico y placa aplicará de 5:00 de la mañana a 9:00 de la noche para vehículos particulares de modelo anterior o igual a 1996 y para camiones y volquetas modelo anterior a 2009.

Además se aplicarán medidas de restricción en las empresas, las que no podrán adelantar labores de mantenimiento. Se sancionarán a las industrias que no hayan demostrado el cumplimiento de los estándares para material particulado.