La audiencia pública que estaba programada para las 8:00 de la mañana de este martes 30 de octubre en la cual se definiría el futuro del edificio Babilonia en Itagüí fue suspendida, una vez más, esta vez porque los representantes de empresa constructora no asistieron.

Tal y como hace dos semanas, al Auditorio Sur de Itagüí llegaron las familias que hace cuatro meses tuvieron que desalojar el edificio Babilonia debido al riesgo de colapso por fallas en su estructura, con el fin de conocer el futuro de sus viviendas, pero la ausencia de la empresa constructora obligó a la suspensión de la audiencia que fue aplazada para el 6 de noviembre a las 3:00 de la tarde en el mismo auditorio.

Según informó la Alcaldía de Itagüí la empresa constructora tiene tres días hábiles para presentar una excusa de  fuerza mayor, de no ser presentada, se realizará la audiencia pública sin la presencia de la constructora y se tomarán los hechos presentados como reales.

El edificio Babilonia fue construido hace tres años y, en junio de este año, 36 familias tuvieron que desalojar sus viviendas por irregularidades en su estructura. Actualmente estas familias reciben un subsidio de vivienda por parte de la administración municipal de Itagüí.