A Julio César le gusta cocinarle a su familia, hacer trapeadoras, el Atlético Nacional, su tatuaje de ‘Dios y madre’ que le costó cuatro mil pesos en una de sus locuras, pero, sobre todo, le gusta ayudar a los otros. Dejó atrás las drogas y ahora labora en el hospital Venancio Díaz Díaz.

PUBLICADO 15 DE MAYO DE 2021

Han pasado 31 años desde que probó por primera vez las drogas y empezó a robar en las calles de Medellín. Hace un año Julio volvió a nacer, desde que tomó decisión de emprender un nuevo camino reintegrándose a la vida social y a su hogar; y hoy, mientras camina por las calles de Sabaneta le grita a los “parceros” de farra: “el camino no es este, siempre hay tiempo para buscar ayuda y salir de las drogas”.

Mientras recibe su diploma, Julio confiesa que atrás quedaron las noches de drogas y el alcohol etílico que consumía para calmar la ansiedad. No fue fácil y asegura que su nueva vida no sería posible sin la oportunidad que encontró en el programa ofrecido por la Alcaldía de Sabaneta.

Tras varios meses de trabajo, Julio terminó su proceso satisfactoriamente y ahora hace parte del equipo del Hospital Venancio Díaz Díaz, logro que para él representa la posibilidad de “ganarse, por primera vez en muchos años, honradamente la platica”.

Pero Julio no es el único. Hasta la fecha la Secretaría de Familia de Sabaneta ha caracterizado a 40 habitantes de calle en este municipio, 10 jóvenes y 30 adultos, 27 de ellos en situación de calle, ocho en calle y cuatro en riesgo de calle, quienes acceden a atención ambulatoria y residencial en una ecogranja de rehabilitación.

«La modalidad residencial tiene una duración de seis a ocho meses y dependiendo el caso es desarrollada a través de la estrategia de atención integral en granja, con un modelo cognitivo conductual por medio del reconocimiento, cuidado y conservación del medio ambiente. Una vez terminan el proceso, son vinculados al grupo ambulatorio de apoyo por seis meses», explicó la Alcaldía de Sabaneta.

Hasta el momento dos usuarios se han rehabilitado en este proceso, entre esos Julio. Ambos lograron tener conciencia de enfermedad, manejo de la ansiedad frente al consumo de drogas y capacidad para la realización de un nuevo proyecto de vida.