El Consejo de Estado ratificó el fallo proferido el 11 de abril de 2014, por el Tribunal Administrativo de Antioquia, que amparó los reclamos del colectivo Túnel Verde y confirmó que el proceso de tala de árboles en el tramo 2B de Metroplús en Envigado no cumplió con las normas.

La sentencia fue emitida en diciembre pasado, pero solo hasta hoy se conoce, y confirma que la empresa Metroplús, la sociedad Arquitectos e ingenieros y asociados y Corantioquia vulneraron el derecho a un ambiente sano por no haber realizado el estudio paisajístico, histórico y cultural.

Sin embargo, no reconoce que se haya vulnerado el derecho a la participación ciudadana porque dice que ese derecho no puede ser reconocido en acción popular.

Además, aceptó el desistimiento de Metroplús al procedimiento de tala ante Corantioquia. Por lo que se está a la espera aún de la decisión que tome el Área Metropolitana frente al manejo ambiental y el número de árboles que se deberán trasladar y talar para ejecutar el proyecto que ajusta más de tres años parado y ha causado millonarias pérdidas económicas.

Para voceros del movimiento «el fallo es histórico y demuestra que las cosas en este proyecto se hicieron mal desde un inicio». Por lo pronto ni Corantioquia ni Metroplús se han pronunciado.