Cinco de los hospitales más importantes de Medellín se declararon en alerta este martes debido a la ocupación de sus unidades de cuidados intensivos. Las autoridades anunciarán hoy nuevas medidas de restricción.

PUBLICADO 6 DE ABRIL 2021

Es el peor momento desde que inició la pandemia en Antioquia. En pocas semanas los casos nuevos de contagio se multiplicaron por cinco y las salas de cuidados respiratorios y cuidados intensivos en los hospitales se fueron agotando.

«Realizamos monitoreo permanente al pico de la pandemia. Sigue siendo muy crítica la ocupación de UCI: Medellín 98%, Valle de Aburrá 97% y Antioquia 94%», advirtió el gobernador encargado, Luis Fernando Suárez, en medio de una reunión que se adelanta desde el mediodía con representantes del Gobierno Nacional.

Pero la situación más crítica parece estar por llegar. En la tarde de este martes llegó el momento que las autoridades y el gremio de la salud temían: Los hospitales se quedaron sin camas y por ende sin capacidad de atención.

El primero en declararse en alerta hospitalaria fue el Hospital Pablo Tobón Uribe, el cual a a través de su gerente Andrés Aguirre, explicó que los servicios demandados superaron la capacidad instalada.

De inmediato la Clínica Las Vegas, la Clínica Bolivariana, Cardio Vid y la IPS Universitaria, donde hay 8 pacientes se están esperando cama, también se declararon en alerta hospitalaria. Pese a que los toques de queda y ley seca nocturnos buscan reducir la accidentalidad, riñas y riesgo de contagio, al parecer no ha sido suficiente para quitarle presión al sistema de salud del Valle de Aburrá.

En Antioquia solo hay 72 camas en UCI disponibles, por lo que se espera que en las próximas horas se conozcan nuevas medidas de restricción. Las autoridades insisten en el autocuidado.