Centenares de itagüiseños tuvieron que caminar esta mañana para llegar a sus destinos. Esto, luego de que por lo menos 140 conductores de buses de conductores de buses de las empresas Transportes Itagüí y Rápido Santa María realizaran una operación tortuga en protesta por los presuntos atropellos por parte de la empresa Alianza MEI Solobus y porque desde hoy no cuentan con tarjeta de operación.

Afirman que por la entrega de un cupo de bus, el Área Metropolitana solo lo recibe como un 25% del cupo en un nuevo modelo. Es decir para obtener uno en SoloBus hay que entregar cuatro de las viejas rutas.

Por su parte Rosa Emilia Carvajal, propietaria de la empresa Rápidos Santa María y Automóviles Itagüí, aseguró que hace más de 30 años prestan el servicio de transporte público a cerca de 30 mil usuarios diarios y por estar en paro ya generamos pérdidas.

“En este momento son 140 carros que se quedan sin trabajar, por quitarnos la tarjeta de operaciones. Además hay muchas familias de conductores, mecánicos y lavadores de buses que dependen de este trabajo.”

Además, líderes de la protesta manifiestan su inconformidad “por el corte de las tarjetas de operación, la salida de circulación de buses y porque la empresa Alianza MEI UT – Solobus no paga lo justo por sus cupos”.

Conductores de algunas rutas de Itagüí se reúnen en el parque El Artista con voceros del Área Metropolitana para encontrar a una salida.