Incendios forestales, nubosidad y baja radiación solar son algunas de las condiciones adversas para la calidad del aire del Valle de Aburrá. El aire es riesgoso para toda la población, evite hacer actividad física.

MARZO 19| 2020

Las 22 estaciones del Sistema de Alertas Tempranas -SIATA que miden la calidad del aire en el Valle de Aburrá amanecieron esta mañana en rojo, un nivel que se considera nocivo para todos los grupos poblaciones, incluso personas sanas.

De acuerdo con el Área Metropolitana como autoridad ambiental, son varias las razones que han influido para que estas estaciones hayan amanecido y permanezcan en rojo: “La poca entrada de radiación solar y la nubosidad no permiten que los contaminantes salgan, con la ayuda de los vientos, del Valle de Aburrá”, aseguró Gustavo Londoño Gaviria, subdirector Ambiental la entidad.

Además, hay otros factores externos que hasta ahora no han podido controlarse, como como incendios forestales en el norte y nordeste de Antioquia y nororiente del país, lo que hace que “la pluma de humo que se genera después de la conflagración viaje miles de kilómetros hasta llegar al Valle de Aburrá y la falta de lluvias impide la dispersión de estos contaminantes, afectando considerablemente la calidad del aire”, agregó el funcionario.

Por su parte, el director del SIATA, Carlos David Hoyos, recalcó la importancia de permanecer en casa y “evitar estar a la intemperie por periodos prolongados de tiempo pues la temporada de lluvias no se ha consolidado en la zona andina del país y eso es crítico para la calidad del aire”.

En lo que va corrido del año más de 2 mil vehículos no han pasado el control de emisiones del Área Metropolitana, lo que corresponde a casi un 35% del total de vehículos evaluados.